sábado, 13 de diciembre de 2008

Tengo...

Tengo un montón de promesas rotas en la palma de la mano, dos cielos infinitos y un par de alas de repuesto en la gaveta.

Tengo dudas y preguntas, vicios y vórtices,
silencios ahogados en los ojos,
certezas enajenadas de besos,
costumbres envueltas en caricias.
Tengo frio de invierno en los labios,
tengo congeladas hasta las palabras,
tengo arañas en todo el cuerpo y están de luto,
tengo un potrero infestado de sueños,
tengo un papagayo repitiendo que todo estará bien,
tengo maldiciones amontonadas en serie sobre el librero,
tengo hambruna de sueños.

Es esa bipolaridad amnésica que me maniata el músculo psíquico,
que me hace estallar en medio de la difusión de la tristeza,
la euforia, el pánico, la motivación...
tengo héroes remojados en dolor.

Regresándole la razón a mis ojos y el juicio a mis dedos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y tienes todo,
y tienes nada,
y aún así...
tienes suficiente.
¡Ah!
Y los héroes remojados,
se digieren mejor.

ArYi

Anónimo dijo...

Confiar en que la eternidad va a ser posible, es una temeridad,
nunca se respira un halo de felicidad por tiempo indefinido...

Asderel

Baracunatana dijo...

Asderel,
¿Quién eres?

Anónimo dijo...

Asderel, ángel caído que trató de enseñar los secretos de la luna a quien sólo tensó la cuerda que rodeaba mi cuello.

Asderel