viernes, 19 de mayo de 2006

Murmullos

Y si los murmullos juegan con la mente, entonces esta se vuelve solo concava y convexa... sin sentido, perdiendo lo poco erotico que puede ser un leve suspiro a deshoras. No comprendo aun muchas cosas, pero comienzo a entender otras tantas.

El resultado de todo, conlleva a una revelacion un tanto extraordinaria de un yo que antes no existia... las cenizas sirven para renacer, y creo que por fin ha renacido algo de entre todas las cenizas que quedaban.

"Que hay de verdad en su cochina vida de mentiras?" La unica verdad posible es la disfrazada de mentiras, y esa mentira lleva mi nombre.

1 comentario:

ciberegoteca De Laura Haddad dijo...

Te mentería y si te dijera que creo y confío en ti todo el tiempo... Quién eres Rodrigo?