lunes, 31 de enero de 2011

Tempestad

El manual de supervivencia del ejército nacional para el plan de desastres llamado plan DN3, escribe una cosa acerca de los fenómenos naturales de fuerza incontrolable: En caso de encontrarse dentro de uno de estos fenómenos, lo mejor que puede hacer una persona, es no hacer absolutamente nada.

Y esto es muy similar a lo que pasa con los amores pasados, que en mi caso... son tempestades; y las tempestades, si uno las deja llegar hasta el corazón, arrasan absolutamente con todo.

Y me tragué tus besos, veneno envuelto en flor, y me busqué en tus huesos hasta encontrarme en tu dolor... y me quedé vacío como la primera vez...

*La tempestad viene a matarme, mientiendo que aún puede amarme... y me odio más que nunca, y no entiendo como habiendo tantas otras, me volví a perder en ti...

3 comentarios:

Baracunatana dijo...

Me miro y me suspendo en el aire, en una luna mojada; en la histeria de la risa que provocas, en el borde de mi sonrisa de oreja a oreja; y me descubro lleno, vulnerable, enamorado de ti.

Anónimo dijo...

de mi?
yo mas

****

Anónimo dijo...

xk eliminas mi cmntario?

****